Con el tiempo… un@ aprende + TARTA DE SANTIAGO

Mi entrada de hoy es, por supuesto, una receta de cocina, pero como aderezo voy a dejarte unas reflexiones, que… a la vista están que no son mías, pero que suscribo una por una. (Si yo pudiera expresar mis sentimientos ¡¡¡así!!!… ya habría escrito un libro… ☺) No puedo poner de quien son, porque no se ponen de acuerdo en la red. Unos dicen que Son de J.L. Borges otros que no… Yo solo sé que me llegaron al alma. Porque??? Supongo que todo es subjetivo y que uno se muestra más o menos permeable a los comentarios, consejos, experiencias, canciones, reflexiones, poemas etc… dependiendo del momento de su vida en que se encuentre… y yo ahora soy como una esponja… 🙂
 
Dicen por ahí que… cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros, ni aunque te den con ella en las narices… jaja.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos… El caso es buscarlo y no parar hasta encontrarlo, porque estar está ahí… ¡Seguro!
CON EL TIEMPO…UN@ APRENDE
“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el AMOR no significa acostarse, y que una compañía no significa seguridad,
Y uno empieza a aprender… Con el tiempo.
Con el tiempo… uno aprende que los besos no son contratos y los regalos no son promesas.
Con el tiempo… uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.
Con el tiempo… uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del Sol puede quemar.
Así que… con el tiempo uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende con el tiempo… que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y así cada día.
Con el tiempo… aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo… comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.
Con el tiempo… te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo… aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.
Con el tiempo… aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.
Con el tiempo… aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.
Con el tiempo… comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.
Con el tiempo… te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir… o que se fueron sin más.
Con el tiempo… te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo… te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.
Con el tiempo… aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.
Con el tiempo… comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo… te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo… verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon.
Con el tiempo… aprenderás a perdonar, a pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba… ya no tiene sentido.
 
Pero desafortunadamente… “sólo con el tiempo”
Pero como alguien sabio dijo (muy sabio por cierto…) “Nunca el tiempo es perdido” y yo me pregunto… no es perdido… si realmente acabas encontrando lo que buscas, pero… y si no lo encuentras, sigue sin ser perdido???… Su respuesta sería… por supuesto Mercedes siempre se gana y se pierde algo cuando buscamos… ese es el juego de la vida… lo importante es vivirla y aprender de cada experiencia, ya sea buena o mala… y… añadiría alguna cosa más seguro.
Y… si después de esta larga reflexión tienes ganas de cocinar… ahí va la receta de una de las tartas más ricas, tradicionales y sencillas que existen…
En el último trimestre he visto publicadas un sin fín de ellas. Yo me he basado en la de mi maestra SU (Webos fritos) y la del libro de Thermomix, pero os invito a que paseeis por la blogosfera y os deleiteis con las recetas de todos los galleguiños… como Alfonso (Recetas de rechupete) o Rosa (Velocidad cuchara)
 
Vamos a ello….

INGREDIENTES
  • 300 g de almendra marcona cruda entera
  • 250 g de azúcar
  • 4 huevos medianos
  • Un poco de canela molida
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Azúcar glas. Para adornar

PREPARACION TMX

  • Tritura la almendra en dos veces. 150 gr. muy molida, convertida en harina 30 Sg. V.10 y la otra mitad un poco más gruesa para que se note al comer 20 sg V.5
  • Precalienta el horno a 160º, cuando esté caliente meter la mitad menos triturada de almendra y dejar 10 minutos dentro del horno a altura media removiéndola un par de veces para que pierda un poco de humedad pero sin que se llegue a poner morena. Retirarla del horno y dejarla enfriar.
  • Añade a la almendra molida, la canela molida y la ralladura del 1/2 limón (sólo la parte amarilla)
  • Mantén el horno a 180º calor arriba y abajo preparado para cuando vayamos a ponernos a hacerla.
  • Bate el azúcar con los huevos incorporándolos uno a uno hasta que blanqueen un poco. 1 min v5
  • Añade la almendra + la canela + el limón, pero sin batir, mezclando con cuidado, ya con una espátula.
  • Engrasa el molde y recortar un papel de horno a modo de oblea, engrasa también el papel.
  • Echa la masa de la tarta encima.
  • Hornea de 25 a 30 minutos, dependiendo de tu horno.
  • Dejar reposar 10 minutos, desmolda y adorna con la cruz y con un colador poner azúcar glas por encima.
Espero que te guste.
¡Hasta la próxima receta/ Cuento/ reflexión/fabula…!
Besos
Mer
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

gastrotraveler.es

historias de un gastroviajero: gastronomía y viajes con los cinco sentidos

Recetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Recetas de cocina, salud, bienestar, fitness, niños

elmundodesandalo.wordpress.com/

Recetas de cocina, salud, bienestar, fitness, niños

gastronomía con los cinco sentidos

Recetas de cocina, salud, bienestar, fitness, niños

CocinandoconCatMan.com

Recetas de cocina con fotos y gastronomía. Restaurantes, Viajes, Libros y Excursiones en Mallorca.

A %d blogueros les gusta esto: